Página 15 - 2017-03-00LeccionAdultos-Completo

Versión de HTML Básico

15
4 º T R I M E S T R E D E 2 0 1 8
a fe significa confiar enDios, creer que nos ama
y sabemejor qué es lo que nos conviene. Por
eso nos guía a escoger su camino en lugar del
nuestro. En vez de nuestra ignorancia, acepta
su sabiduría; en vez de nuestra debilidad, su fuerza; en
vez de nuestra pecaminosidad, su justicia. Nuestra vida,
nosotrosmismos, ya somos suyos; la fe reconoce su
derechode propiedad, y acepta subendición. La verdad, la
justicia y la pureza han sido señaladas como los secretos
del éxito en la vida. Es la fe la que nos pone en posesión de
estos principios”
(p. 229).
Esta cita es una excelente definiciónde loque es la fe.
¿Cómo está tu fe personal enDios? ¿Enqué aspectos
consideras que podríasmejorar? Siendoque la fe a ve-
ces puede parecer algo tanabstracto, ¿de quémaneras
concretas y prácticas podrías ayudar a los jovencitos de
tuBase a entender y vivenciar una fe como la describe
Elena deWhite?
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
“La enseñanza de la Escritura no tienemayor efecto
sobre los jóvenes porque tantos padres ymaestros que
profesan creer en la Palabra deDios niegan su poder
en sus vidas. A veces los jóvenes sienten el poder de
la Palabra. Ven la hermosura del amor de Cristo. Ven
la belleza de su carácter, las posibilidades de una vida
dedicada a su servicio. Pero ven en contraste la vida de los
que profesan reverenciar los preceptos deDios. [...] Una
cosa es tratar laBiblia como un libro de instrucciónmoral
y buena, y prestarle atenciónmientras esté de acuerdo
con el espíritu de la época y nuestro lugar en el mundo,
pero otra cosa es considerarla como lo que en realidad
es: la palabra del Dios viviente, la palabra que es nuestra
vida, la palabra que ha de amoldar nuestras acciones,
nuestros dichos y nuestros pensamientos. Concebir la
Palabra deDios como algomenos que esto, es rechazarla.
Y este rechazo de parte de los que profesan creer en ella
es una de las causas principales del escepticismo y la
incredulidad de los jóvenes”
(pp. 233, 234).
Considera las profundas implicancias de loque dice aquí
Elena deWhite. Piensa en tupropia vida, y en los joven-
citos de tuBase. ¿Qué ven ellos en ti? ¿Pueden ver la im-
portancia que ocupa laPalabra en tu vida? ¿Pueden
ver que vives en conformidad a la voluntad revelada de
Dios? ¿Entiendes tu responsabilidad anteDios por la in-
fluencia que puedes ejercer en las vidas de los jovenci-
tos en este sentido?
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
“Muchos, aun en susmomentos de devoción, no
reciben la bendición de la verdadera comunión con
Dios. Están demasiado apurados. Con pasos presurosos
penetran en la amorosa presencia de Cristo y se detienen
tal vez unmomento dentro de ese recinto sagrado, pero
no esperan su consejo. No tienen tiempo para permanecer
con el divinoMaestro. Vuelven con sus preocupaciones
al trabajo. Estos obreros jamás podrán lograr el éxito
supremo, hasta que aprendan cuál es el secreto del poder.
Tienen que dedicar tiempo a pensar, orar, esperar que
Dios renueve sus energías físicas, mentales y espirituales.
Necesitan la influencia elevadora de suEspíritu. Al
recibirla, serán vivificados con nueva vida. El cuerpo
gastado y el cerebro cansado recibirán refrigerio, y el
corazón abrumado se aliviará”
(pp. 234, 235).
¿Cómo es tu experiencia personal de comunión conCris-
to? ¿Estás separando tiempo suficiente para permane-
cer con elMaestro? ¿Qué puedes hacer para aumentar la
cantidad y calidadde tiempoque dedicas a estar en co-
munión conDios? ¿De quémanera puedes transmitir es-
tanecesidad tambiéna los alumnos de tuBase?
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
___________________________________________________________
Extraídodel capítulo 30, “La fe y la oración”, del libro
La educación,
por Elena
G. deWhite, edición2012.
L