Página 68 - 2017-03-00LeccionAdultos-Completo

Versión de HTML Básico

67
Jesucristo era uno con el Padre; era ‘la imagen de
Dios’ [...]. Vino a nuestro mundo para manifestar
esta gloria. Vino a esta tierra oscurecida por el pe-
cado para revelar la luz del amor de Dios, para ser
‘Dios con nosotros’” (p. 11).
El final
Angelfire.comexpone este comentario acerca de
la conclusión del libro de Apocalipsis:
3
“El Apocalipsis cierra la historia humana así
como el Génesis la inicia: en el paraíso. Pero, hay
una diferencia específica en el Apocalipsis: el mal
desaparece para siempre. El Génesis describe a
Adán y a Eva caminado y hablando con Dios. El
Apocalipsis describe a las personas adorando a
Dios, cara a cara. El Génesis describe un jardín
con una serpiente maligna. El Apocalipsis descri-
be una ciudad perfecta, sin maldad. El jardín del
Edén fue destruido por el pecado; pero el paraíso
es creado nuevamente en la Nueva Jerusalén.
El libro de Apocalipsis termina con un pedido
apremiante: ‘¡Ven, Señor Jesús!’ En unmundo lleno
de problemas, persecución, maldad e inmoralidad,
Dios nos llama a permanecer en la fe. Nuestros
esfuerzos por mejorar el mundo son importan-
tes, pero los resultados no se comparan con los
de la transformación que Jesús producirá cuando
regrese”.
El Apocalipsis es, por sobre todas las cosas, un
libro de esperanza. Muestra que, no importa lo que
ocurra en la tierra, Dios está en el control. Promete
que la maldad no durará para siempre. Y describe
la recompensa maravillosa que nos espera a to-
dos los que creemos en Cristo Jesús, como Señor
y Salvador.
III. CIERRE
Actividad
Cierre con una actividad y pregunte con sus propias
palabras.
Pida a los alumnos que, por medio de una lluvia
de ideas, elaboren una lista de películas y progra-
mas de televisión que han tratado el tema del cielo
y del infierno. (Puedemostrarles algunos ejemplos
de www.youtube.com). Hable con ellos acerca de
cómo Hollywood describe el cielo y el infierno.
¿Creen ellos que son representaciones correctas
de ambos lugares? ¿Por qué sí o por qué no? ¿Qué
han escuchado en la iglesia o en el colegio que sea
diferente? ¿Hay alguna diferencia? Si es así, ¿cuál?
Resumen
Existen personas que piensan que vivir en el
cielo, y después en la Tierra Nueva, será una cues-
tión que no tendrá gracia y, además, será monóto-
na. Ellas se imaginan a los santos con vestiduras
blancas volando de un lado para otro y tocando el
arpa. Sin embargo, no es esta la visión que presen-
ta la Biblia. Fíjate solo algunas de las cosas que se
llevarán a cabo en la Tierra renovada, de acuerdo
a la descripción de los últimos capítulos de El con-
flicto de los siglos / Los Rescatados:
• Los santos construirán casas y habitarán en
estas. También plantarán y comerán de sus frutos
(Isa. 65:21).
• No habrá más muerte, ni tristeza, ni llanto,
ni dolor (Apoc. 21:4).
• Los rescatados van a poder interactuar li-
bremente con el Padre y el Hijo. También podrán
escuchar, de la boca de los fieles de todas las eras,
los testimonios de su salvación.
• Las mentes de los inmortales estudiarán
las maravillas del poder creador, los misterios del
amor redentor. Los redimidos podrán desarrollar
las más grandiosas iniciativas, alcanzar sus más
elevados objetivos y cumplir con sus más nobles
ambiciones.
• Sin la limitación de la mortalidad, volarán
incansablemente hacia los mundos distantes.
• Con su capacidad de visión libre de cual-
quier impedimento, contemplarán la gloria de la
creación: soles, estrellas y sistemas, todos en su
orden designado, circundando el trono de Dios.
Elena de White dice que cuanto más aprende-
mos acerca de Dios, más admiraremos su carácter.
“A medida que Jesús les descubra la riqueza de
la redención y los hechos asombrosos del gran
conflicto con Satanás, los corazones de los redi-
midos se estremecerán con gratitud siempre más
ferviente, y con arrebatadora alegría tocarán sus
arpas de oro; y miríadas de miríadas y millares
de millares de voces se unirán para engrosar el
potente coro de alabanza” (El conflicto de los siglos
/ Los Rescatados, pág. 736).
No puedes quedarte fuera de todo esto. ¡Dios
nos prometió que nuestra historia tendrá un ver-
dadero final feliz!
“Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre
la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a to-
das las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está
sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza,