Página 53 - 2017-03-00LeccionAdultos-Completo

Versión de HTML Básico

52
INSTRUCCIÓN
I. PARA COMENZAR
Actividad
Remita a los alumnos a la sección “¿Lo sabías?”,
de esta lección.
Las posibilidades son que usted, como el resto
de sus alumnos, tenga una reacción emocional muy
fuerte hacia el tiempo de angustia. Es difícil ser
neutral acerca de algo que tiene implicaciones tan
trascendentales en nuestras vidas.
Pida a los alumnos que compartan sus respues-
tas. Hágales saber que no hay una clasificación
de emociones buenas o malas. El objetivo de esta
actividad es ayudar a los alumnos a analizar de-
tenidamente lo que piensan acerca del tiempo del
fin, y ver si sus reacciones están respaldadas por
los hechos de lo que ocurrirá antes de la venida
de Jesús.
(Aclaración: Puede surgir la necesidad de defi-
nir lo que el tiempo de angustia es para algunos
alumnos.)
Otra manera de abordar esta sección es escri-
bir la frase “tiempo de angustia” en un pizarrón
y pedir a los alumnos que digan lo primero que
se les viene a la mente. Esta actividad será menos
controlada (¿quién sabe lo que puede salir de la
boca de un adolescente?), pero recibirá una ayuda
instintiva con la cual enseñar la lección.
Ilustración
Comparta esta ilustración con sus propias palabras:
A principios de los años 1900, un movimiento
conocido como La Rebelión de los Bóxers comenzó
a extenderse a lo largo de la China. Las podero-
sas naciones de occidente, tales como los Estados
Unidos, deseaban poseer el territorio chino. Ame-
dida que dichas naciones invadían el país, la em-
peratriz Dowager TsuHsi reclutó un grupo secreto
llamado “Los puños rectos y armoniosos”, para
limpiar a la Nación de la influencia extranjera. Se
referían a dicha sociedad secreta como los Bóxers,
porque practicaban una forma de artes marciales y
no creían que las balas de los occidentales pudieran
detenerlos.
Los Bóxers atacaban a diplomáticos y dignata-
rios extranjeros, pero también perseguían a los
cristianos en el proceso. Esta es una de las historias
de aquella persecución:
“Durante la rebelión de los Bóxers en China,
en 1900, los insurgentes capturaron una estación
misionera y bloquearon todas las entradas excepto
una. Enfrente de esa entrada pusieron una cruz
acostada en el suelo. Luego se corrió la noticia, en-
tre los que estaban adentro, que a cualquiera que
pisoteara la cruz se le otorgaría la libertad y se le
permitiría vivir, pero que cualquiera que recha-
zara el ofrecimiento sería fusilado. Terriblemente
asustados, los primeros siete alumnos pisotearon
la cruz que se encontraba bajo sus pies, y fueron
liberados. Pero, la octava alumna, una joven mu-
chacha, se negó a cometer el sacrilegio. Se arrodilló
al lado de la cruz y oró pidiendo fuerzas; luego se
levantó, caminó alrededor de la cruz con cuidado
y salió para enfrentarse con el escuadrón de fusi-
lamiento. Fortalecidos por su ejemplo, los demás
92 alumnos la siguieron”. (Fuente:
www.smpla-
net.com/imperialism/fists.html;bible.org/illustration/
china%E2%80%99s-boxer-rebellion
)
II. ENSEÑANZA DE LA HISTORIA
Puente hacia la historia
Comparta lo siguiente con sus propias palabras:
Martin Luther King declaró: “Si un hombre no
ha descubierto aquello por lo que moriría, no está
capacitado para vivir”. Esta simple declaración
ejemplifica el espíritu que envolverá al remanente
fiel que vivirá durante el tiempo de angustia. Como
la joven muchacha que enfrentó el escuadrón de
fusilamiento antes de sacrificar su fe, el pueblo de
Dios del tiempo del fin lo amará tanto que no con-
sentirá en amoldarse a las demandas del mundo.
Debemos recordar que dicha firmeza no es pro-
ducto del momento. Para mantenernos firmes de
parte de Dios en tiempos de crisis, debemos tam-
bién mantenernos firmes sistemáticamente en
tiempos de paz.
Acerca de la historia para maestros
Después de leer “La historia” con sus alumnos, utilice
lo siguiente con sus propias palabras, para procesarlo
con ellos.
Hay tres pasajes que componen la sección “La
historia” de esta semana, cada uno de los cuales
nos ofrece abundantes conocimientos en cuanto
al tiempo de angustia. Analice cada pasaje con
sus alumnos.