Página 43 - 2017-03-00LeccionAdultos-Completo

Versión de HTML Básico

42
Historia bíblica:
Daniel 6:3-10; Éxodo 20:8-11.
Comentario:
El conflicto de los siglos,
capítulo
37.
Versículo para memorizar:
Salmo 119:9-16.
La comunicación es
el secreto
24 de noviembre de 2018
Lección 8
PREPÁRESE PARA ENSEÑAR
SINOPSIS
Pocos de nosotros le diríamos que no a una re-
lación con Dios duradera y significativa; por lo
menos, no conscientemente. El problema es que, a
pesar de querer tener una comunión profunda con
él, nunca nos detenemos lo suficiente como para
pasar el tiempo que se necesita a fin de cultivar
dicha relación. A menudo, nuestras distracciones
están disfrazadas como actividades con un propó-
sito específico: cumplir con algún trabajo que tiene
fecha límite de entrega, estudiar mucho para tener
buenas notas, etc. Somos adictos, no a las drogas
ni al alcohol, sino a las tareas, al trabajo y a “hacer
algo” todo el tiempo.
Sin embargo, Dios tiene una respuesta para
nuestro problema. Nos ha dado una manera de
arraigar profundamente nuestras vidas en él:
la comunicación diaria y el reposo sabático. La
oración es una de las maneras de comunicarnos
con Dios. Otras maneras incluyen la lectura de su
Palabra, y la contemplación de su Palabra y de las
experiencias que nos permite vivir. La comunica-
ción diaria es, simplemente, separar tiempo cada
día para hablar con Dios, escucharlo y reflexionar
en sus obras. Con el descanso sabático se nos lla-
ma a hacer un alto, detenernos, centrar nuestros
pensamientos en Dios y disfrutar de estar en su
presencia.
Es crítico recordar que la comunicación diaria y
el reposo sabático no son dos puntos más en la lar-
ga lista de “cosas para hacer” y demás compromi-
sos. Esto quiere decir que debemos replantearnos
la manera en que vivimos cada día. La clave de la
comunicación no es la duración sino la frecuencia.
Va en contra de la corriente de nuestra cultura ace-
lerada elegir crear momentos regulares de nuestro
día para hacer una pausa, sin otro motivo más que
el de tener la experiencia de ser amado y de amar
en respuesta. Estos momentos nos ayudan a afe-
rrarnos a Dios y nos sirven como oasis de tiempo
para reflexionar y reorganizar nuestras vidas.
OBJETIVOS
Los alumnos:
• Comprenderán que para desarrollar una rela-
ción auténtica con Dios debemos pasar tiempo
con él. (
Conocer.
)
• Percibirán que conocer la verdad es solo el pri-
mer paso; se necesitan las disciplinas espirituales
(como la oración y el estudio diario de la Palabra
deDios) para fortalecer los “músculos” psicológi-
cos y emocionales, a fin de mantenernos firmes
en contra de la oposición y de la presión. (
Sentir.
)
• Serán desafiados a comenzar a dar los pasos
necesarios para aumentar su fuerza espiritual
y afianzarse en la Palabra de Dios (
Responder.
)