Página 25 - 2017-03-00LeccionAdultos-Completo

Versión de HTML Básico

24
esta lección.
Mientras los alumnos discuten lamanera en que
las personas perciben las razones por las que la
posesión demoníaca parece menos frecuente hoy
que en los tiempos del Antiguo Testamento, inví-
telos a agregar otras razones que pueden no haber
estado mencionadas en la lección. También será
de utilidad, para la discusión, si comparten dónde
se encuentran con respecto a la pregunta. Haga
una encuesta para ver las respuestas más y menos
destacadas. Felicite a todos los que participen y
agradezca a aquellos que no responden en voz alta
pero que pueden haber pensado y respondido las
preguntas en sus mentes.
Ilustración
Comparta esta ilustración con sus propias palabras:
Esta es la historia de John Paton, un misionero
que viajó a las islas Nuevas Hébridas. Tarde una
noche, una gran banda de nativos hostiles acampó
y sitió la estaciónmisionera local, donde Paton ser-
vía. El objetivo era incendiar a la familia misionera
y a sus colaboradores. Cuando ellos salieran, los
nativos los atraparían y los matarían. Rodearon las
instalaciones, poseídos por un odio rotundo hacia
los cristianos. La familia Paton y los demás espera-
ron y oraron a lo largo de toda esa noche llena de
terror, pidiéndole a Dios que los protegiera y los
sostuviera. Cuando llegó la mañana, se sintieron
asombrados al ver que sus atacantes se habíanmar-
chado. Poco después de un año, debido al trabajo
fiel y continuo de los Paton, el cacique de la tribu
se convirtió a Cristo. El mismo cacique que un año
atrás había preparado el ataque hacia la familia
Paton tomó la decisión de seguir al Cristo viviente.
Al recordar el hecho, Paton le preguntó qué fue lo
que les había impedido quemar las instalaciones
y asesinarlos a todos ellos. El cacique le respon-
dió sorprendido: “Casi los atacamos, pero nos sor-
prendimos al ver que ustedes nos sobrepasaban
en número. ¿Quiénes eran todos esos hombres que
cuidaban su casa?” ¡Qué buena pregunta! Paton sa-
bía que ningún hombre o contingente de guardias
humanos se había parado fuera de su casa aquella
noche. El cacique tuvo temor de atacar y decidió
marcharse cuando vio cientos de hombres robus-
tos, con espadas, rondando en torno a la estación
misionera.
¿Es posible que andemos por la vida ignorando
la presencia angélica que nos protege? ¿Hasta qué
punto crees que Dios todavía promete sostener y
defender a su pueblo con ángeles y espadas hoy
en día?
II. ENSEÑANZA DE LA HISTORIA
Puente hacia la historia
Comparta lo siguiente con sus propias palabras:
Esta historia nos enseña por lomenos dos cosas:
1) Dios nos protege de los demonios y del mal de
maneras que nosotros no percibimos; y 2) Nuestra
devoción y oración a Dios acerca del mundo que no
vemos abre nuestros ojos a las posibilidades de ex-
tender el evangelio a los demás cuando podríamos
sentir temor de ejercitar nuestra fe. Lea la historia y
responda la pregunta acerca de este evento asom-
broso que tuvo lugar en una región del mundo que
necesitaba desesperadamente que alguien testifi-
cara del poder y la misericordia de Dios.
Acerca de la historia para maestros
Después de leer la sección “La historia” con los alum-
nos, utilice lo siguiente con sus propias palabras, para
procesarlo con ellos.
Amedida que lees la historia del endemoniado,
¿cuáles son algunas de las oraciones/frases claves
que son centrales para la historia?
¿Por qué piensas que esta historia fue incluida
en los evangelios? ¿A qué propósito nos sirve? ¿Por
qué sería importante el mensaje de este evento?
¿Cómo se describe al endemoniado?
De acuerdo con el texto, ¿cómo se relacionaban
los aldeanos, e incluso los discípulos, con este hom-
bre que, se sabía, estaba “poseído por demonios”?
¿Qué es la posesión demoníaca? ¿Cómo la des-
cribirías? ¿Cómo crees que ocurre?
Las personas poseídas por demonios ¿están real-
mente fuera de control?