Página 23 - 2017-03-00LeccionAdultos-Completo

Versión de HTML Básico

22
todos libertad para que lo sirvan voluntariamente”
(
El conflicto de los siglos,
p. 547).
Aunque la historia de la caída (Gén. 3) no está in-
cluida en esta historia, es otro pasaje que describe la
forma astuta y egoísta en que Satanás engaña a los
hijos de Dios para que sigan su mismo camino.
III. CIERRE
Actividad
Cierre con una actividad y compártala con sus propias
palabras.
Una lección objetiva que funciona bien para des-
cribir el origen del mal y la caída de Lucifer se puede
realizar conun simplepalode escoba,ouna rama lar-
ga.Trate de sostener el palo en la palma de su mano
en posición vertical y pida a los alumnos que contro-
len cuánto tiempo lo pueden mantener balanceado.
Inclusopodríapedirleaunapersonadiestraque sirva
como voluntaria. Para poder balancear el palo, debe
mirar hacia suparte superior comopuntode referen-
cia.Tanpronto comomirahacia abajo,hacia sumano,
donde descansa la base del palo, es solo cuestión de
segundos antes de que el palo se caiga. Invite a va-
rios alumnos a realizar la prueba, primero mirando
hacia arriba,para ser capaces de controlar el palopor
un tiempo. Luego dígales que aparten el foco de la
mirada y la pongan en su mano. Puede preguntar:
¿En qué se parece esta experiencia a la de Lucifer?
¿De qué manera el foco de nuestra mirada afecta la
forma en que nos mantenemos firmes y balaceados
en nuestro caminar con Dios?
Resumen
El hecho de que el pecado haya surgido ya es di-
fícil de comprender; sin embargo, el hecho de que
Dios haya permitido que el mal reinara ha provoca-
do que muchas personas cuestionen el carácter de
Dios. Pero Dios no nos condena porque tengamos
preguntas para hacerle.No obstante, al surgir dudas
con respecto a lo que Dios está haciendo para salvar
a la humanidad y reivindicar su nombre, debemos
estudiar el asunto con humildad y oración.
Al presionarlo a Dios para que nos explique, y si
no nos disponemos a someternos a él, estamos im-
pidiendo la actuación de la fe en nuestra vida, y nos
equivocamos con relación a nuestra participación en
el plan de salvación. Lucifer cayó porque escogió el
orgullo en vez de la devoción; egoísmo en lugar de
adoración. El pecado entró en nuestro mundo por
medio de la desobediencia de Adán y Eva, y es por
esto que tenemos la tendencia natural de ser egoís-
tas sin siquiera percibirlo. Sin embargo, cuanto más
pensamos en esto, más comprendemos que existe
una salida.
La historia de la caída de Lucifer habla de unDios
que anhelaque lo sirvamos por amor ynopormiedo;
razónpor la cual no exterminó de inmediato al ángel
caído,oa lospecadores.Cuando tepreguntespor qué
Dios está esperando tanto tiempo para terminar con
el pecado, acuérdate de lo que dijo Pedro inmedia-
tamente antes de su muerte: “Mas, oh amados, no
ignoréis esto: que para con el Señor un día es como
mil años, ymil años como undía.El Señor no retarda
su promesa, según algunos la tienen por tardanza,
sinoque es pacientepara connosotros,noqueriendo
que ninguno perezca, sino que todos procedan al
arrepentimiento”(2 Ped. 3:8, 9).
Al final, elmismoSatanás reconocerá la soberanía
de Dios y admitirá sus motivaciones egoístas. El mal
será destruido para siempre y nunca más volverá a
existir. ¡Amén!
Recuerde a los alumnos el plan de lectura que los llevará a través
del comentario inspirado de la Biblia, la serie “El Gran Conflicto”. La
lectura que acompaña esta lección es
El conflicto de los siglos
, capítulos
29 y 30.