Página 22 - 2017-03-00LeccionAdultos-Completo

Versión de HTML Básico

21
Para compartir el contexto y el trasfondo
Utilice la siguiente información, a fin de arrojar más
luz sobre la historia para los alumnos. Compártala con
sus propias palabras.
La historia de la lección de esta semana, acerca
del origen del mal, está tomada de varias porciones
de la Escritura.
Las porciones de la historia del libro de Isaías y
de Ezequiel son similares porque describen la obra
interna del pecado desde el principio, en un ser
creado por Dios. Estas dos secciones del Antiguo
Testamento reflejan el estilo poético y el género
literario hebreo, y colocan a Lucifer como “el rey
de Babilonia”, o “el rey de Tiro”. El libro
Creencias
de los Adventistas del Séptimo Día
(p. 110) dice que
“los reyes de Tiro y Babilonia [eran] descripciones
figuradas de Lucifer”. Esto se hace evidente cuan-
do el que está siendo descrito tiene las siguientes
características:
• Es el querubín cubridor.
• Reside en la presencia de Dios.
• Es perfecto, sabio y hermoso.
• Está presente en el Edén.
Además, tanto Isaías como Ezequiel describen
la causa de la caída de Lucifer de lamismamanera:
“Decías en tu corazón: ‘Subiré hasta los cielos.
¡Levantaré mi trono por encima de las estrellas
de Dios! Gobernaré desde el extremo norte, en el
monte de los dioses. Subiré a la cresta de las más
altas nubes, seré semejante al Altísimo’” (Isa. 14:13,
14, NVI).
“Desde el día en que fuiste creado tu conducta
fue irreprochable, hasta que lamaldad halló cabida
en ti. [...] A causa de tu hermosura te llenaste de
orgullo. A causa de tu esplendor, corrompiste tu
sabiduría. Por eso te arrojé por tierra, y delante de
los reyes te expuse al ridículo” (Eze. 28:15, 17, NVI).
Claramente, estos pasajes cuentan la historia
de la obra interna del pecado en Lucifer (quien se
transforma en Satanás), y no se revela en ninguna
otra parte de las Escrituras. Vemos a Satanás en
plena acción, pero la obra espantosa que llevó a
Lucifer a rebelarse es mencionada solamente en
unos pocos lugares.
El contexto de la tercera historia está casi en el
centro del libro de Apocalipsis, y muchos eruditos
han llegado a la conclusión de que el capítulo 12 es
el eje, o tema central del libro. En otras palabras,
lo que ocurrió en el cielo con Lucifer, el pecado
y la provisión de Dios por medio de Cristo es la
esencia de lo que el revelador vio cuando escri-
bió el Apocalipsis. Los que vencen lo hacen por “la
sangre del Cordero”, “la palabra del testimonio de
ellos” y porque “no amaron su propia vida ni aun
ante la muerte”. Estas tres cualidades son directa-
mente opuestas a la actitud y el comportamiento de
Lucifer/Satanás. Los que vencen son mencionados
nuevamente al final de este capítulo y son descri-
tos como personas que “obedecen los mandamien-
tos de Dios y se mantienen fieles al testimonio de
Jesús” (Apoc. 12:17, NVI).
En
El conflicto de los siglos
, Elena de White co-
menta: “Como la ley de amor era el fundamento del
gobierno deDios, la dicha de todos los seres creados
dependía de su perfecta armonía con los grandes
principios de justicia. Dios quiere que todas sus
criaturas le rindan un servicio de amor y un home-
naje que provenga de la apreciación inteligente de
su carácter. No le agrada la sumisión forzosa, y da a
CONSEJOS PARA UNA
ENSEÑANZA DE PRIMERA
Lecciones objetivas
Una lección objetiva es una demostración
convincente de un principio o de un ideal.
Las lecciones objetivas son herramientas de
la enseñanza extremadamente valiosas, ya
que son simples, claras y fáciles de recordar.
Cuando Jesús utilizó la lección objetiva del
sembrador y los diferentes tipos de suelo, en
Mateo 13:1 al 23, alcanzó los tres objetivos. La
simplicidad es obvia para todo aquel que vive
en el campo: el medioambiente determina si
el crecimiento es efectivo o no. La lección es
clara, ya que no hay distracciones o matices
complicados con respecto al trabajo simple de
plantar y hacer crecer una semilla. El ejerci-
cio es fácil de recordar, porque las personas
trabajaban en el campo diariamente. Pero,
aunque los alumnos pueden aprender y re-
cordar muy bien las lecciones objetivas, pue-
de ser mejor invitarlos a pensar en su propia
manera de ofrecer una demostración convin-
cente de un principio o de un ideal. Invitarlos
a desarrollar sus propias ideas aumenta la
experiencia del aprendizaje.
RABINO 1