Página 15 - 2017-03-00LeccionAdultos-Completo

Versión de HTML Básico

14
INSTRUCCIÓN
I. PARA COMENZAR
Actividad
Remita a los alumnos a la sección “¿Lo sabías?”,
de esta lección.
La actividad de la sección “¿Lo sabías?” consiste
en elegir palabras clave que se relacionen con el
juicio de Dios hacia todos los seres que alguna vez
vivieron. Amedida que comparten las palabras que
les vienen a la mente, invítelos a compartir las que
no les suenan familiares. Tal vez los alumnos sean
capaces de ayudarse unos a otros si tienen diferen-
tes respuestas. Es probable que muchos alumnos
respondan con palabras como “perdón” o “seguri-
dad” porque sonmás comunes, pero pruébelos con
aquellas palabras de las que podrían aprendermás.
Ilustración
Comparta esta ilustración con sus propias palabras:
A mediados del siglo XVI, los anabaptistas fue-
ron severamente perseguidos en Alemania y en
los Países Bajos. Hans Smit y Hendrick Adams se
reunían en un hogar cerca de la frontera alemana
holandesa, para estudiar la Biblia y orar. De pronto,
la casa fue rodeada y todos los que se encontraban
allí fueron arrestados, traídos ante el juez y conde-
nados a prisión. El concejal de Aix-la-Chapelle, con
crueldad implacable, buscó darles muerte a estos
dos hombres por hablar en contra de “la iglesia”.
Ambos fueron torturados y traídos una y otra vez
a juicio, y presionados para retractarse. Deseaban
que los líderes se retractaran, para que se detuviera
el reavivamiento. Pero Hans y Hendrick perma-
necían firmes cada vez que eran confrontados con
preguntas acerca de su fe. El concejal vengativo
gritó así su veredicto: “Sáquenlos de aquí, sáquen-
los de aquí, que mueran quemados... ¡ya no se les
debe ofrecer más perdón!” Claramente, el concejal
de Aix-la-Chapelle estaba fuera de control. Hen-
drick Adams lo miró directamente a los ojos y, con
calma, profetizó: “No vivirás para ver mi muerte”.
Hans Smit cantó lleno de gozo mientras lo condu-
cían por las calles y caminó pausadamente hacia la
hoguera, donde los líderes de la iglesia, sedientos
de sangre, terminaron con su vida y su cuerpo fue
quemado. Sin embargo, quedó en claro, para todos
los presentes aquel día, que este hombre respondía
ante un juicio diferente y ante una corte más ele-
vada. Tres días más tarde, Hendrick Adams fue a
la hoguera con el mismo entusiasmo valeroso por
la verdad que su compañero, y fue ejecutado. Pero
el concejal que tan ansiosamente buscó la muerte
de aquellos hombres se enfermó después de pro-
nunciar la sentencia. Confesó, en sus momentos
finales, que había pecado y que Dios juzgaría su
comportamiento sanguinario. Murió antes de que
Hendrick Adams fuera llevado a la hoguera para
su ejecución, cumpliéndose así las palabras que le
fueran pronunciadas tres días antes.
ENSEÑAR DESDE...
Remita a los alumnos a las demás secciones de su lección.
• Con otros ojos
Pregúnteles cómo las citas de “Con otros ojos”
transmiten el punto central de la historia en esta
lección.
• Flash
Lea la declaración “Flash”, señalando que per-
tenece al comentario de la historia de esta se-
mana, encontrado en el libro
El conflicto de los
siglos.
Pregunte qué relación perciben entre la de-
claración y lo que acaban de analizar en “Acerca
de la historia”.
• Versículos de impacto
Señale a los alumnos los versículos enumera-
dos en su lección, que se relacionan con la histo-
ria de esta semana. Invite a que lean los pasajes,
y pida a cada uno que escoja el versículo que le
hable más directamente hoy. Luego, pídales que
expliquen por qué lo eligieron.
Opuede asignar los pasajes a parejas de alum-
nos, para que los lean en voz alta y luego los ana-
licen, a fin de elegir el más relevante para ellos.